Visite nuestro sponsor

Un gobernador de Pakistán es asesinado por su guardaespaldas por criticar la ley antiblasfemia

El gobernador de la provincia paquistaní de Punjab, Salman Taseer, que intercedía por la vida de la cristiana Asia Bibi, fue asesinado de nueve tiros por uno de los policías encargados de proteger al dirigente regional debido a sus críticas a la ley de blasfemia.

El crimen cometido este martes sucedió cuando Taseer bajaba de su automóvil cerca a un mercado en Islamabad. El autor del asesinato, Malik Mumtaz Husein Qadri, dijo luego de su detención que actuó porque el gobernador estaba a favor de enmendar la ley de blasfemia a la que calificaba de "ley negra".
 
“Salman Taseer es un blasfemo y éste es el castigo para los blasfemos", declaró el asesino confeso en unas declaraciones difundidas por el canal de televisión Dunya.
 
Justo después de cometer el atentado, Qadri, miembro de la Fuerza de Élite de la Policía de Islamabad, se entregó a las fuerzas de seguridad. "Fue arrestado inmediatamente y ahora está siendo interrogado por la Policía", indicó Malik.
 
Taseer estuvo en el blanco de las críticas de los islamistas por su oposición a la ley de blasfemia. Incluso visitó en la cárcel a Asia Bibi, por cuya vida estaba tras ser condenada a muerte bajo dicha polémica legislación.
 
Salman Taseer era un político liberal y carismático miembro del Partido del Pueblo de Pakistán (PPP), que encabeza el Gobierno central de coalición. El viernes pasado escribió en su perfil de la red social Twitter: "He estado bajo una gran presión por la intimidación de los derechistas en relación con la blasfemia. Me niego. Aunque fuese el último hombre en la Tierra".

No hay comentarios:

Publicar un comentario