Visite nuestro sponsor

Los escupitajos de musulmanas a un crucifijo «hacen sangrar el corazón de uno como yo que soy ateo»



«Unos jóvenes árabes se presentaron a misa en la iglesia de San Zulian; recibieron la comunión, fingiendo ser devotos católicos, e inmediatamente después vomitaron la hostia sobre el altar como si fuera alimento del diablo, blasfemando contra Jesucristo».
 
Así narraba el director del periódico «Libero», Vittorio Feltri, el último de los actos sacrílegos, esta vez acontecido el pasado domingo, contra iglesias católicas las últimas semanas en la diócesis de Venecia.

El director del periódico Libero, Vittorio Feltri, se define ateo

El escupitajo a un Cristo que hace sangrar el corazón de un ateo

En otra ocasión, en la misma iglesia de San Zulian, según relata el propio párroco Massimiliano D'Antiga, cuatro mujeres musulmanas que entraron en la iglesia con el rostro oculto por un velo se acercaron al crucifijo y escupieron sobre él. A continuación, huyeron escabulléndose entre los turistas presentes en el templo.
 

Mons. Abou Khazen: «La situación en Alepo es crítica, la gente tiene miedo»

Mons. Georges Abou Khazen se encuentra bloqueado en Beirut porque las vías de cceso a Alepo (Siria) están cerradas. Desde la ciudad libanesa cuenta a AsiaNews acerca de los temores en que viven los fieles de la ciudad. La situación es «crítica» desde hace días, pero en las últimas horas «se ha restablecido el aprovisionamiento de pan, verduras y agua».


Bloqueado en Beirut, imposibilitado de regresar «porque la ruta está clausurada» desde hace días a causa de los combates, y recién hoy se ha registrado una «reapertura parcial» de algunas vías de comunicación. Son horas de espera y ansiedad paraMons. Georges Abou Khazen, vicario apostólico de Alepo de los Latinos, varado en la capital libanesa aguardando poder regresar a la metrópoli siria que es epicentro del conflicto. A partir de la información que ha podido recabar de sus colaboradores y de los fieles que se encuentran en la ciudad y con los cuales está en estrecho contacto, el prelado confirma que «la situación es crítica, la gente tiene miedo» y hay un temor concreto a que haya una «escalada de los combates», no obstante la población –tanto cristianos como musulmanes- ruega incesantemente por la paz».

Estado Islámico pide a los cristianos que abandonen el Cristianismo



En el último número de su revista Dabiq en inglés, el Estado Islámico llama a los cristianos a abandonar el cristianismo, con el argumento de que el propio Jesús era "un esclavo de Alá" que hara la Yihad cuando vuelva a la tierra.

La revista en inglés número 15 en sus páginas 46 a 58, titulado "Break the Cross" (Romper la Cruz), está dedicada a los cristianos convincentes de que Jesús era un profeta de Alá, nunca fue crucificado, y que la mayor parte del Nuevo Testamento es una perversión de la historia de Jesús, orquestada por el apóstol Pablo, un "judío traicionero y criminal" que renunció a masacrar a los cristianos con el fin de subvertir la religión desde el interior. Sus artículos se esfuerzan por representar el cristianismo como una religión pagana basada en un falso Jesús, argumentando que la única verdadera Jesús es el profeta del Islam.

En prólogo de la edición, los editores dejan clara la intención de la revista: la cuestión ayudará a los "Cruzados para entender por qué los musulmanes odian y luchan contra ellos, por qué los cristianos paganos debe romper sus cruces, por eso los secularistas liberales deben regresar a la fitrah (naturale disposición humana), y el por qué los ateos escépticos deben reconocer su creador y someterse a Él. .. En esencia, explicamos por qué los cristianos tienen que abandonar su infidelidad y aceptar el Islam, la religión de la sinceridad y la sumisión al Señor de los cielos y la tierra".

Piden a los musulmanes franceses que vayan a Misa este domingo para solidarizarse con los católicos

El organismo de representación del islam en Francia, el Consejo francés del culto musulmán (CFMC), ha pedido a los fieles musulmanes que vayan este domingo a las iglesias católicas del país para expresar «solidaridad y compasión», tras el «cobarde asesinato» el pasado martes del padre Jacques Hamel en una parroquia de Normandía a manos de dos yihadistas.

En un comunicado, el CFMC invita a «los responsables de las mezquitas, los imanes y los fieles a visitar las iglesias más cercanas, especialmente con ocasión de la misa del domingo por la mañana, para expresar a nuestros hermanos cristianos la solidaridad y compasión de los musulmanes de Francia».
El Consejo ha pedido igualmente a las 2.500 mezquitas del país que «aprovechen la ocasión de la oración del viernes para expresar el lugar preponderante que ocupa en la religión musulmana el respeto por las otras religiones, así como el respeto hacia los creyentes que las siguen». «Aquel que trate mal de modo injusto a un judío o a un cristiano, me encontrará como adversario el día del Juicio Final», dice un hadiz (dicho o hecho del profeta Mahoma según la tradición islámica) citado por el comunicado del Consejo musulmán francés.
Francia cuenta con unos cinco millones de ciudadanos musulmanes, lo que constituye el7,6 por ciento de la población del país.
El CFMC condenó el pasado martes el «acto horrible y terrorífico» del degollamiento del padre Jacques Hamel, de 86 años, en una iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, en el noroeste de Francia. Los dos terroristas, que fueron abatidos posteriormente por la Policía, habían grabado con anterioridad un vídeo en el que proclamaban su lealtad a Daesh, el movimiento yihadista que ha proclamado un «califato» en partes del territorio de Siria e Irak.
Infocatolica.com

Jóvenes que sufren persecución por su fe dan testimonio en la JMJ de Cracovia


Jóvenes cristianos de países donde sufren persecusión religiosa están dando su testimonio en la JMJ. Más de 3.500 de ellos de más de 29 naciones están en el encuentro con el Santo Padre gracias a Ayuda a la Iglesia Necesitada.

(AIN) «La juventud siria tiene una relación profunda con Dios a través del dolor. Nosotros somos el puente entre los cristianos y musulmanes».«Pese a sufrir la persecución por parte de los extremistas musulmanes,los cristianos en Pakistán estamos llenos de vida». Este es el testimonio de Caroline, y Anoshea dos jóvenes de Siria y Pakistán respectivamente, que han llegado a Cracovia para participar de la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Francisco.
Más de 3.500 jóvenes de más de 29 países acuden al encuentro con el Santo Padre gracias a Ayuda a la Iglesia Necesitada que apoya con casi medio millón de euros proyectos relacionados con la JMJ que se celebra en Polonia desde el 26 y hasta el 31 de este mes de julio. Una representación de la juventud cristiana de Irak, Siria, Jordania, Palestina, Ucrania, Bosnia, Bielorrusia, Bulgaria, Rusia, Macedonia, Kazajastán, Bangladesh y Sudán entre otras naciones comparten estos días sus experiencias en diferentes comunidades católicas del mundo, la cercanía con el Papa y sobre todo la fe en Jesucristo.
«No se pueden imaginar lo felices que somos por estar aquí. Vivimos nuestra fe en paz y sabemos que los terroristas y los grupos nos quieren fuera del país, pero por nuestra fe en Cristo sabemos que esa tierra y ese país son nuestros». Stivan Shany de 28 años, es de Erbil, Irak, él y otros 320 jóvenes han llegado hasta Cracovia donde esperan «conocer al Papa y que él nos conozca tan solo por un minuto. Con eso estaremos muy agradecidos», aseguró.
A pesar de la persecución que sufren los cristianos por los terroristas del Estado Islámico en Irak, Siria, Pakistán y otros países de Medio Oriente, muchos jóvenes de estos países se mantienen firmes en la fe y así lo manifiestan en Cracovia, a donde han llegado para dar su testimonio y escuchar el mensaje del papa Francisco.
Mais Daoud tiene 26 años y es de Jordania: «Tratamos de vivir nuestra fe porque en Jordania la situación es difícil así que tratamos de mantener nuestro ser cristiano y seguir en el camino. Estoy orgullosa de ser cristiana», indicó.
«Estoy aquí para sentir con los otros que sufren en sus países y tener compasión con ellos. Alabando a Dios nos transformamos», comentó la joven siria Caroline, ahora en la tierra que acoge a millones de jóvenes de todo el mundo.

El terror islámico en Francia y Alemania

También se debe tener el valor de decir que el Islam tiene elementos de violencia en el Corán y en la vida de Mahoma. Si se continúa diciendo que «el islam es una religión de paz» solamente creamos confusión y perplejidad.

P. Samir Khalil, sj
Un sacerdote, el p. Jacques Hamel, de Saint-Etienne en Saint-Etienne-du-Rouvray (cerca de Rouen, Francia), fue muerto esta mañana por dos individuos que además tomaron como rehenes a una monja y a algunos de los fieles, mientras era celebrada la misa. La hermana está gravemente herida, al igual que algunos de los rehenes, que resultaron heridos. Los dos atacantes murieron por la intervención del ejército, y el presidente François Hollande dijo que tenían vínculos con Isis (Estado islámico, o Daesh) y de hecho se consideraban «soldados del Estado Islámico». El Consejo Francés del Culto Musulmán condenó el acto «vil y brutal», pidiendo la cohesión y la unidad entre todos los franceses. El Papa Francisco, en un comunicado del Vaticano, «se asocia al dolor y el horror» y «condena de la manera más radical» el ataque y el «bárbaro asesinato».
La serie de asesinatos y ataques en los últimos días en Alemania y en Francia hoy son un reto a la política de la integración de los musulmanes en Europa. Pero, sobre todo, pone de relieve, la estupidez, la «falta de sentido moral» de la política europea y quizás también su «ignorancia» cuando se trata de Islam. El que habla es uno de los mayores expertos en el mundo del Islam, el p. Samir Khalil Samir, jesuita, actualmente profesor en el Pontificio Instituto Oriental de Roma, que ​​durante el verano se trasladó a Alemania para trabajar.
De los tres incidentes graves que han afectado a Alemania (en el tren de Würzburg, en Múnich, en Ansbach), sólo uno de ellos parece estar fuera de la relación con el mundo islámico, el de Múnich. Hasta el momento, la policía no ha encontrado ninguna relación entre el joven alemán-iraní e Isis. Además, estuvo en tratamiento psicológico. Ha sido - eso parece - un acto de locura. Un amigo suyo lo salvó, quitándole la bolsa con 300 balas. Por el momento la policía dice que no hay evidencia de vínculos con el islamismo. En el caso de los ataques en Francia (Rouen, Niza, París, etc ...) el vínculo con ISIS es claro.
Para el joven de Würzburg, que hirió a cinco personas en el tren, los lazos con Isis están probados. Lo mismo ocurre en el caso del joven que se hizo explotar en Ansbach. Lo sorprendente es que son todos jóvenes; todos conocidos por la gente no como fanáticos, o particularmente religiosos; todos ellos con situaciones tranquilas, no problemáticos. El de Würzburg estaba en una familia adoptiva, de la cual él no se fiaba. En cualquier caso, nadie previó semejante desarrollo terrorista.
Los tres casos son sorprendentes porque son muy jóvenes, no ligados a cualquier campo de entrenamiento; todos iban a la escuela... Todavía no está clara la forma en que entraron en contacto con Isis. Ciertamente, no fue directamente, sino a través de Internet, donde están a la luz del sol las propuestas violentas.
Tantos ataques en unos pocos días han creado confusión en Alemania, aunque la policía mostró toda su eficiencia, especialmente en Múnich: se las arreglaron para desplegar un control de la situación realmente admirable.
En el caso de Würzburg, el joven fue muerto por un oficial de policía. Alguien le ha reprochado por haber disparado, pero el ministro del Interior lo elogió.
Todos venían de ámbitos pacíficos, ni pobres, ni ideologizados. Es diferente del caso de Niza, donde el atacante había calculado con tiempo todo el golpe; incluso cerró su cuenta en el banco y envió 100 mil euros a sus parientes (¿regalo de Isis?). Incluso sus amigos dijeron que el joven tunecino tenía todo planeado.
En el mundo árabe se dice que detrás de todo fenómeno terrorista islámico están Arabia Saudita y Qatar. Al comienzo de su historia, el movimiento fundamentalista era para destruir el elemento chií en Irak e Irán. Luego se convirtió en una lucha contra todos.
En el caso de Alemania, todo el mundo se sorprende: ella ha recibido más de un millón de migrantes y los trata bastante bien. Un centro de refugiados cerca de mi casa trabaja muy bien: los niños van a la escuela, reciben subvenciones, los adultos comparten una escuela de alemán en la noche ...

El periodista Sohrab Ahmarí anuncia su conversión al catolicismo tras el asesinato del P. Jacques Hamel


(ChurchPop/InfoCatólica) «#YosoyJacquesHamel: De hecho, este es el momento apropiado para anunciar que me estoy convirtiendo al catolicismo siguiendo la instrucción del LondonOrat», dice el tuit. El hashtag “IAmJacquesHamel” está siendo utilizado por muchos en Twitter para mostrar su protesta ante el brutal asesinato.
Ahmarí nació en Teherán, Irán y se mudó a los EE.UU. cuando tenía 13 años de edad.Tras obtener el título de abogado de la Universidad Northeastern en Boston, empezó a trabajar como periodista después de las disputadas elecciones iraníes y las protestas del 2009. En su puesto actual, Ahmarí escribe editoriales, reportajes y artículos de opinión para la edición europea del Wall Street Journal. 
Los oratorianos en Inglaterra han estado históricamente muy relacionados con los conversos del anglicanismo al catolicismo, siendo el Beato Henry Newman el más conocido de todos ellos.

P. Jacques Hamel


Los  valientes “soldados” del Daesh han llevado a cabo una acción “heroica”: asesinar, arrodillado, a un sacerdote de 84 años. Con el morbo añadido de filmar ese crimen.
Algo pasa en una religión cuando, en su nombre, se perpetran salvajadas de ese calibre. La relación entre religión, razón y violencia es un parámetro que merece ser analizado. No cabe decir: “yo apoyo esa religión, pero no la violencia”. No cabe apoyar ese tipo de violencia nunca. Y si hay que revisar la religión, debe ser revisada. La actitud cómplice de “no lo comparto, pero lo comprendo” no ayuda nada.
Pero no solo hay “religiosos” complacientes – no violentos, pero que “comprenden” la violencia - , sino que hay también – muchos – ignorantes y estúpidos que no mueven un dedo a favor de nada positivo, pero sí manejan su teclado para exculpar a los culpables: Que si los violentos son pobres, que si han bombardeado Siria, que si no llueve café en el campo…Cualquier cosa les vale para cubrir de razón a quien nunca la tiene. Hoy he leído incluso un comentario en Internet – y yo no les concedo apenas valor a esos comentarios – que, ante la muerte del sacerdote, decía: “Un pederasta menos”.
El nivel de miseria moral de los terroristas es muy alto. Son muy miserables. El nivel de los “comprensivos” es igualmente alto, en miseria, en degradación. Ese tipo de gentuza es la que, ante un asesinato, piensa: “Algo habrá hecho el asesinado”. Se satisfacen culpando a las víctimas. No creo que el P. Jacques Hamel haya combatido en Irak o en Siria. No porque sea malo combatir con las armas el mal, que es el lo que hay que hacer, sino porque era una persona anciana que no podía hacerlo de ningún modo.
Le ha tocado, hoy, a él. Lo curioso del destino es que matan a un sacerdote porque lo identifican con “los cristianos”. Para ellos, para esos terroristas, “los cristianos” son los europeos, sin más. Quizá no hayan sabido que Europa ya no es cristiana, sino apóstata. Pero el martirio redimirá, tal vez, muchas apostasías.
Yo no le deseo mal a nadie, pero a quienes se muestran proclives a encontrar razones de lo injustificable, les pediría un mínimo de vergüenza y de coherencia moral. Que den su tarjeta de visita, su dirección y número de teléfono a los “valientes” del  Daesh, para que estos comiencen su “justa” venganza sobre Occidente sobre ellos. Sobre esas personas tan abiertas y comprensivas. Quizá así, “la letra con sangre entra”, se vuelvan menos idiotas y más racionales.
El problema, en el fondo, no es el Daesh. El problema es la vocación de suicidio de Europa. A los “valientes” soldados del enemigo no les oponemos resistencia mental, religiosa y cultural. No, los “valientes” soldados entran en un geriátrico y obligan - ¡cómo no! - a ponerse de rodillas a los ancianos. Sin que nadie replique, no sea que vaya a ser el siguiente en el degüello. 
Que el P. Jacques Hamel ruegue por nosotros. Falta nos hace.
P. Guillermo Juan Morado.

¿Cuántos muertos hacen falta? ¿cuántas cabezas decapitadas?


Esto ha escrito hoy (27/7/2016) el cardenal Sarah en su cuenta de Twitter:
Combien de morts pour que les gouvernements européens comprennent la situation où l'Occident se trouve ? Combien de têtes décapitées ? +RS

Traducción:
¿Cuántos muertos (hacen falta) para que los gobiernos europeos comprendan la situación en que se encuentra Occidente? ¿Cuántas cabezas decapitadas?
A continuación ha escrito otro mensaje en el que asegura que reza por el sacerdote francés asesinado este martes, por sus verdugos, por Francia y los franceses. Y concluye diciendo que Dios viene en nuestra ayuda.
No sé muy bien qué puede querer decir el cardenal a los gobiernos europeos. Quizás tenga a bien aclararlo en futuros mensajes. Quizás no.
En mi opinión, la situación en Occidente consiste en que hemos incubado el huevo de la serpiente, como en su día se hizo en Alemania con el nazismo, y la eclosión nos ha pillado con el pie cambiado. Al final, como con Hitler, tendremos que acabar con esa serpiente pisoteando su cabeza hasta que no pueda levantarla. Pero quizás el pie de Occidente ya no tenga fuerzas para tal cosa.
Una de las enormes diferencias entre el cristianismo y el Islam, aparte de que el Dios cristiano muere en una Cruz entregando su vida en rescate por los hombres yel fundador del Islam se dedicó a hacer la guerra a todo el que se le oponía, es queen el cristianismo los mártires mueren a manos de sus ejecutores, mientras que en el Islam mueren matando, con la promesa de no se cuántas vírgenes esperándoles en su cielo. 
Insisto. El fundador del cristianismo es un Cordero llevado al matadero. El fundador del Islam, un señor polígamo con cimitarra al cinto que conquista pueblos y ciudades. Con semejantes raíces, es normal que haya un choque de civilizaciones. Puede que los cristianos hayamos cometido muchas salvajadas en veinte siglos de historia, pero Cristo no cambia. Su evangelio sigue siendo el mismo. El Corán también sigue siendo el mismo. Léase uno, léase otro y se entenderá por qué unos mueren musitando el nombre del Salvador y otros mueren inmolándose para matar a cuanta más gente posible.
Hoy la Iglesia en Francia, la Iglesia Católica en todo el mundo, tiene un mártir más. Un sacerdote francés que estaba celebrando Misa, que estaba celebrando el sacrificio que tuvo lugar en el Calvario. No hay forma más cristiana de morir para un sacerdote, aunque los detalles que se saben de cómo transcurrió todo son espeluznantes. El P. Jacques Hamel tenía muy claro que la vejez no es motivo para que un sacerdote se retire. Esta frase suya, ciertamente profética, merece figurar en los anales de la historia de la Iglesia:
«¿Alguna vez has visto un cura retirado? Seguiré trabajando hasta mi último aliento».
Hay otros pastores que se retiraron por diversas razones. Bien harían en preguntarse si no debieron haber seguido hasta el final, como este mártir. Salvo causa de fuerza mayor (p.e, enfermedad discapacitante), no parece muy edificante eso de retirarse. Queda mucho mejor desgastarse hasta el final, como hizo San Pedro cuanto huyendo de Roma se encontró a Cristo y le preguntó “Quo Vadis, Domine?"… y se volvió a Roma. A otros les retiran por cumplir determinados años. Como si la edad fuera un lastre.
Hay un pasaje bíblicos políticamente incorrecto que no verán ustedes repetir mucho en estos tiempos que nos ha tocado vivir. Está en el libro del Apocalipsis:
Cuando abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los degollados por causa de la Palabra de Dios y del testimonio que mantenían. Y gritaban con voz potente: «¿Hasta cuándo, Dueño santo y veraz, vas a estar sin hacer justicia y sin vengar nuestra sangre de los habitantes de la tierra?». A cada uno de ellos se le dio una túnica blanca, y se les dijo que tuvieran paciencia todavía un poco, hasta que se completase el número de sus compañeros y hermanos que iban a ser martirizados igual que ellos.
Ap 6,9-11
Como verán ustedes, en el cielo los mártires no andan cantando el “Imagine” de John Lenon ni el “Viva la gente, la hay dondequiera que vas". No, resulta que los mártires piden a Dios venganza. Le piden que vengue su sangre. El buenismo, el pacifismo estúpido y chorra, no tiene lugar allá donde habita el Altísimo.