Visite nuestro sponsor

“Con los ataques a los lugares simbólicos de los cristianos, se pretende desestabilizar Nigeria” dice el Arzobispo de Jos

Abuja (Agencia Fides) - “Se ha tratado de un ataque contra los lugares simbólicos de la cristiandad. A diferencia de otros incidentes ocurridos en el pasado que tenían otras causas, los ataques de Navidad tienen una clara motivación religiosa", dice a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Ignatius Ayau Kaigama, Arzobispo de Jos, capital del estado nigeriano de Plateau. “En la víspera de Navidad una serie de explosiones han golpeado algunas localidades de Jos, causando decenas de muertos y al menos un centenar de heridos. En los días siguientes varios lugares de culto cristiano han sido atacados por hombres armados en la zona de Maiduguri, en el noreste de Nigeria, provocando más víctimas. Los ataques han sido reivindicados por la secta islamista Boko Haram. La violencia no ha preservado a la capital federal, Abuja, donde la noche de fin de año una bomba que ha explotado en un mercado cerca de una comisaría de policía ha causado al menos cuatro muertos y decenas de heridos.


"Tenemos que ser cuidadosos con no hacer rápidas conclusiones", dice Mons. Kaigama. "Por lo tanto creo que las autoridades deben realizar una investigación exhaustiva, sin excluir ninguna pista, para dar luz sobre los recientes en diferentes acontecimientos que han sucedido en diversas zonas de Nigeria, desde los ataques contra las iglesias cristianas en Maiduguri, a los incidentes de Jos y al atentado en Abuja”. 

"Mi impresión es que esta violencia forma parte de un plan para desestabilizar Nigeria, y que alguien desde fuera del país está soplando sobre el fuego" dice Mons. Kaigama. "Es una sensación basado en algunos hechos. Tomo nota de dos diferencias fundamentales entre los ataques durante la Navidad y los enfrentamientos que se produjeron en la zona de Jos, hace poco. En primer lugar las motivaciones. Como he explicado en otras ocasiones (véase Fides 25/3/2010), los disturbios en Jos y sus alrededores tenían un componente religioso que estaba mezclado con otras motivaciones: las frustraciones de los jóvenes en paro; la rivalidad entre los pastores y agricultores; las tensiones étnicas entre indígenas e inmigrantes de otras regiones del país. Sin embargo, los ataques de Navidad tienen un claro significado religioso porque se ha querido golpear a los símbolos del cristianismo durante su fiesta más sagrada, junto con la Pascua. En segundo lugar, en los enfrentamientos ocurridos en el pasado se utilizaron armas blancas y algunos fusiles.. En este caso, se han usado explosivos. Las bombas probablemente se han realizado en el lugar, pero me pregunto quién enseñó a los terroristas la manera de producirlas. Por ello creo que los recientes acontecimientos van más allá de Nigeria", concluye el Arzobispo de Jos. (L.M.) (Agencia Fides 4/1/2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario