Visite nuestro sponsor

Un cristiano muerto y cinco heridos tras un ataque en el sur de El Cairo

Un cristiano ha muerto y otros cinco han sido heridos en un tiroteo en un tren al sur de El Cairo, según informa la agencia oficial de noticias MENA. Aún se desconoce si el siniestro se ha debido a un choque sectario que llegaría apenas dos semanas después del atentado contra una Iglesia en Alejandría que dejó 23 muertos y más de 90 heridos.



Mariam Salah, directora del hospital del Buen Pastor, en Samalut (Mynia, 260 kilómetros al sur de la capital egipcia), ha informado de que están tratando a un total de cinco cristianos heridos.
Este incidente se produce pocas horas después de que Egipto llame a consultas a su embajador en el Vaticano tras unas declaraciones ayer en las que el Papa Benedicto XVI instaba a los gobiernos de los países predominantemente musulmanes a hacer más para proteger a las minorías cristianas que residen en ellos. Hossam Zaki, portavoz del ministerio de exteriores egipcio criticó estas afirmaciones que considera una "intervención inaceptable en los asuntos internos" del país.

El Pontífice condenaba ayer los ataques contra iglesias en los que han muerto en las últimas semanas decenas de personas en Egipto, Irak y Nigeria, argumentando que estos demuestran que es necesario adoptar medidas efectivas para proteger a las minorías religiosas. Estas palabras fueron rechazadas también desde Egipto a través de una declaración de Ahmed Al-Tayeb, Gran Imán de Al-Azhar, la máxima autoridad musulmana suní, quien hizo hincapié en que "la protección de los cristianos es un asunto interno garantizado por estos países.
Durante la recepción al cuerpo diplomático acreditado ante la Santa Sede este lunes, el Papa había pedido a las autoridades de Irak y a los jefes religiosos musulmanes que "sus conciudadanos cristianos puedan vivir con seguridad y puedan seguir dando su aportación a la sociedad de la que son miembros con pleno derecho". En el caso de Egipto, el Pontífice había recordado el atentado ocurrido en Alejandría contra "los fieles reunidos en oración en una iglesia".
Según Benedicto XVI, "esta sucesión de ataques es un signo más de la urgente necesidad de que los gobiernos de la región adopten, a pesar de las dificultades y amenazas, medidas eficaces para la protección de las minorías religiosas". En este sentido, reiteró que en Oriente Próximo "los cristianos son ciudadanos originarios y auténticos, leales a su patria y, por ende, cumplen con sus deberes nacionales" y por tanto "es normal que puedan gozar de todos los derechos como ciudadanos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario