Visite nuestro sponsor

Defender a Asia Bibi para construir una civilización en la convivencia

Roma (Agencia Fides) – "Acogemos con satisfacción y esperanza el compromiso de Italia por la salvación de Asia Bibi y por la abolición de la ley sobre la blasfemia", dice a la Agencia Fides Peter Jacob, Secretario Ejecutivo de la Comisión ‘Justicia y Paz’ de la Conferencia Episcopal de Pakistán, en la víspera de la manifestación pública "Asia Bibi: libertad, justicia y derechos humanos" que se celebrará en Roma el 26 de enero, promovida por un grupo de parlamentarios y de asociaciones de la sociedad civil italiana. "La sociedad civil italiana - señala Jacob - es un ejemplo único de un país que se muestra cercano a los problemas del pueblo pakistaní. Las intervenciones del Santo Padre Benedicto XVI y del Ministro de Relaciones Exteriores de Italia y la reciente resolución del Parlamento Europeo, han ayudado a atraer la atención internacional sobre el caso de Asia Bibi. Esperamos que la manifestación del 26 de enero pueda servir para aumentar aún más la sensibilización popular: es una cuestión que afecta a los derechos humanos, a la construcción de la democracia, y al futuro común de la humanidad. Esperamos que este movimiento pueda ser un ejemplo para otros países y que se pueda sentir el apoyo a la sociedad civil de Pakistán, para contrarrestar las fuerzas que tratan de polarizar la sociedad”.


Defender la vida de Asia Bibi, la primera mujer condenada a muerte por blasfemia en Pakistán, significa "afirmar que la justicia se logra en la construcción de una cultura de la convivencia, donde la diversidad religiosa, étnica y cultural, no son nunca un motivo de hostilidad, sino de coexistencia pacífica", explica a la Agencia Fides Valeria Martano, responsable de Asia en la Comunidad de San Egidio, una de las asociaciones promotoras de la manifestación del 26 de enero. La iniciativa tiene por objeto reafirmar la urgencia del respeto a la libertad religiosa, a la dignidad y a los derechos inalienables de todos los ciudadanos de Pakistán, y pide la derogación de la ley sobre la blasfemia en Pakistán.

Valeria Martano declara a Fides: "La Comunidad de San Egidio está presente desde hace años en Pakistán, donde desarrolla actividades de apoyo a los más pobres y de promoción del diálogo entre las comunidades religiosas. Nos hemos unido a la manifestación, con la esperanza de una resolución positiva del caso de Asia Bibi, que puede perder la vida a causa de una ley que expone a abusos e injusticias a todos los ciudadanos de Pakistán, pero especialmente a las minorías religiosas, como los cristianos en Pakistán, y a los que pertenecen a grupos más vulnerables, como los pobres y las mujeres”. 


En esta campaña existe también la urgente necesidad de apoyar una moratoria sobre la pena capital en Pakistán: "La pena de muerte es inaceptable siempre, y más aún cuando se utilizan motivos religiosos para imponerla", concluye.


También Amnistía Internacional “participa con convicción en la manifestación del 26 de enero: Salvar a Asia Bibi y obtener la abolición de la legislación anti-blasfemia que en Pakistán pone en riesgo las vidas de aquellos que pertenecen a un credo religioso minoritario, es un objetivo que hay que lograr tan pronto como sea posible", explica a Fides Ricardo Noury de Amnesty - Italia. “La movilización de la sociedad civil italiana - añade – está unida a quienes aquí en Pakistán, con coraje y determinación, están involucrados en una difícil lucha por el respeto de los derechos humanos”. (PA) (Agencia Fides 24/1/2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario