Visite nuestro sponsor

Los terroristas «fueron directo hacia el altar y asesinaron a tiros a los dos sacerdotes»

«Los terroristas entraron en el templo portando armas automáticas y vestidos con uniformes militares»





Los últimos datos que han hecho publicos las autoridades iraquies cifran en más de cien las personas que asistian a la Santa Misa del domingo en la Iglesia católica Saiydat al Najat (Nuestra Señora del Perpetuo Socorro). Según esos mismos datos, 46 fueron asesinados y 60 resultaron heridos de distinta consideración.



Sin embargo, Monseñor Pius Kasha, asegura que en la Iglesia había menos de 80 personas, entre los muertos se encuentran dos sacerdotes, otras 25 personas fueron  heridas muy graves y sólo entre 10 y 12 resultaron ilesas. El obispo ha calificado el atentado como "una matanza".
Según un testigo presencia, un joven de 18 años, "los terroristas entraron en el templo portando armas automáticas y vestidos con uniformes militares". Según el relato del joven, "fueron directo hacia el altar y asesinaron a tiros a los dos sacerdotes que estaban concelebrando la Santa Misa". Recordamos que los terroristas entraron en la Iglesia cuando se estaba celebrando la Misa del domingo.


El joven testigo afirma que después de ver cómo asesinaban a los curas "escuchamos un montón de disparos y a continuación cómo caian  ventanas, puertas y escombros que causaron heridas a muchas personas". "Parecia un campo de batalla".


Relato del atentado

El ataque contra  una iglesia católica de Bagdad se producia en la tarde del domingo 31 de octubre cuando cuatro hombres armados, integrantes de Al Qaida  irrumpían en el templo durante la celebración de la Santa Misa del domingo. Despues de disparar y asesinar a los dos sacerdotes y medio centenar de fieles que asistian al oficio religioso, los terroristas comenzaron a disparar y detonar los cinturones que según testigos presenciales llevaban adosados al cuerpo.


Antes de llegar al templo habían matado a  dos guardas que protegían la Bolsa de Bagdad, lugar que trataron atracar inicialmente pero al que no consiguieron entrar ya que llegó un importante dispositivo de seguridad. Los atacantes decidieron estallar un coche bomba que dejó a su paso cuatro heridos.


Según el obispo de Bagdad, Shlimun Warduni, las informaciones señalan que los terroristas piden la liberación de terroristas en Irak y en Egipto mientras retienen como rehenes a dos sacerdotes y un número de fieles aún desconocido.


No es la primera vez que sucede ya que el 1 de agosto de 2004, esta iglesia, junto con otros cinco lugares de culto cristiano, fueron el blanco de ataques que causaron varios muertos y numerosos heridos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada