Visite nuestro sponsor

El Cardenal Tauran en Pakistán, entre protestas y tensiones por el caso de Asia Bibi

Card. Jean-Louis Tauran
Lahore (Agencia Fides) - "La visita del Card. Jean-Louis Tauran es un gran estímulo para los cristianos en Pakistán: se produce en un momento crítico, donde hay cada vez más tensiones sociales y religiosas por el caso de Asia Bibi y por otras razones", dice en una entrevista con la Agencia Fides Su Exc. Mons. Lawrence Saldanha, Arzobispo de Lahore y Presidente de la Conferencia Episcopal de Pakistán, en ocasión de la visita del Card. Jean-Louis Tauran, Presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, que ha llegado hoy a Pakistán.

El viaje, programado desde hace tiempo, coincide con el delicado momento en que el país se enfrenta y discute, en todos los niveles, el caso de Asia Bibi, la mujer cristiana condenada a muerte por blasfemia. El Cardenal, en los próximos tres días, se reunirá con la comunidad católica, con varias comisiones de la Conferencia Episcopal y hablará en un meeting interreligioso. Hoy se reunirá con las autoridades civiles, entre ellos el Ministro para las minorías religiosas, Shahbaz Bhatti, y el Presidente de Pakistán Asif Ali Zardari. A este último, el Card. Tauran explicará la atención de la Santa Sede sobre la cuestión de Asia Bibi, comunicándole las esperanzas expresadas en los últimos días en el apelo de Benedicto XVI.

Mons. Saldanha dice a Fides: "En este momento estamos preocupados por el creciente clima de intolerancia. La tensión ha aumentado, se suceden manifestaciones y apelaciones de los grupos islamistas radicales que quieren exacerbar la polarización social y religiosa. Esperamos que la misión del Cardenal Tauran pueda servir para calmar los ánimos y ayudar a resolver el caso de Asia Bibi".

"Para la Iglesia – señala el Arzobispo - la manera más justa para la resolución final del caso es una nueva investigación en la celebración del proceso ante el Tribunal Superior, para establecer de forma inequívoca su inocencia. Un pronunciamiento jurídico claro de su inocencia es la única manera de silenciar las protestas".

En alternativa, explican las fuentes de Fides, "el indulto presidencial significa la liberación de una persona que admite su culpabilidad. Esto provocaría una revuelta de los grupos islamistas. En la cultura feudal y en la interpretación islámica corriente, el perdón no es admisible: a la ofensa le corresponde un castigo adecuado y la ofensa al Profeta es uno de las cosas más graves".

Movimientos religiosos islámicos han anunciado para hoy y los próximos días manifestaciones contra el presidente Zardari y han proferido amenazas contra el Ministro Bhatthi, que se ha dedicó por completo al caso de Asia Bibi. El Presidente se encuentra en una posición muy mala, porque está sometido a las presiones de los grupos islámicos que amenazan una revuelta religiosa. Según fuentes de Fides, sólo para aliviar la tensión del momento, el Presidente debe hacer tiempo y no concederá el indulto inmediatamente. Algunos abogados han señalado también que, a nivel de procedimiento, el indulto sólo puede concederse después de el pronunciamiento de los tres niveles de tribunales existentes (Tribunal de primer grado, la Alta Corte y el Tribunal Supremo).

Mientras tanto, circulan proyectos y propuestas para la revisión de la ley sobre la blasfemia - que se debatirán en el Parlamento - que quieren prevenir los abusos: se pretende asignar directamente la investigación del delito de blasfemia a la Alta Corte (segundo grado), para superar los riesgos de juicios sumarios en primer grado, influenciados por presiones externas e introducir la necesidad de la presentación de pruebas por parte de la acusación. (PA) (Agencia Fides 25/11/2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario