Visite nuestro sponsor

Hazteoir pide al Ministerio de Industria que actúe contra La Sexta por atacar a los católicos

La plataforma ciudadana Hazteoir.org ha lanzado una campaña por internet para pedir al Ministerio de Industria que actúe contra La Sexta, la televisión del Grupo Mediapro, por ridiculizar y lesionar la diginidad de los creyentes católicos. 


Hazteoir considera que "la noche del 4 al 5 de noviembre, apenas 24 horas antes de la llegada a España del Papa Benedicto XVI, El Programa de Buenafuente, de La Sexta, emitió una zafia burla de los símbolos cristianos". 

El vídeo emitido en el programa de La Sexta se afirma que “la Iglesia Católica tiene su propio Estado, el Vaticano. Según la versión oficial, lo fundó el propio Jesucristo, cuando dijo: ‘Y todo esto que he dicho me lo ponéis en un edificio muy grande y a tope de oro, ¿me entiendes?”, con una imagen que manipula un supuesto texto de un ejemplar de la Sagrada Escritura.

Según La Sexta, el Vaticano tiene tres funciones básicas: “disimular cuando la ciencia pasa cerca, repartir ‘ostias’ y pedir perdón por las ‘ostias’ repartidas en el pasado”, todo ello ilustrado por una imagen manipulada de una religiosa recibiendo la Eucaristía.

En el vídeo, también se alude a la Guardia Suiza como cantantes del grupo Locomía, por su vestimenta. Buenafuente se refiere al Papa como “el jefe supremo del Vaticano, situado justo por debajo de Dios… y por debajo de Chuck Norris”.

Hazteoir señala que con independencia de las responsabilidades penales, el contenido del vídeo constituye publicidad ilícita, según dispone el artículo 8.1 de la Ley 25/1994 sobre el ejercicio de actividades de Radiodifusión Televisiva. En concreto, el artículo 8.1 establece que:

“Son ilícitas, en todo caso, la publicidad por televisión y la televenta que fomenten comportamientos perjudiciales para la salud o la seguridad humanas o para la protección del medio ambiente; atenten al debido respeto a la dignidad de las personas o a sus convicciones religiosas y políticas o las discriminen por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión, o cualquier otra circunstancia personal o social. Igualmente, son ilícitas la publicidad y la televenta que inciten a la violencia o a comportamientos antisociales, que apelen al miedo o a la superstición o que puedan fomentar abusos, imprudencias, negligencias o conductas agresivas. Tendrán la misma consideración la publicidad y la televenta que inciten a la crueldad o al maltrato a las personas o a los animales o a la destrucción de bienes de la naturaleza o culturales.”

Además, el artículo 17 de la misma Ley 25/1994 dispone que

“1. Las emisiones de televisión no incluirán programas ni escenas o mensajes de cualquier tipo que puedan perjudicar seriamente el desarrollo físico, mental o moral de los menores, ni programas que fomenten el odio, el desprecio o la discriminación por motivos de nacimiento, raza, sexo, religión, nacionalidad, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.”

Como se recordará, el Ministerio de Industria, del que depende la supervisión administrativa de las concesiones de Televisión, abrió un expediente sancionador por 100.000 euros contra Intereconomía TV, por un vídeo en el que, supuestamente, se atacaba al colectivo gay.

La plataforma ciudadana presidida por Ignacio Arsuaga subraya que "el contenido del vídeo emitido por La Sexta sí que atenta contra a la dignidad de un colectivo de personas (los miembros de la Iglesia Católica) y a sus convicciones religiosas que de hecho supone una discriminación hacia ese colectivo por motivos de religión". 

Hazteoir ha activado una alerta de queja dirigida al Ministerio de Industria y a los Consejos Audivisuales.


(ReL)

No hay comentarios:

Publicar un comentario