Visite nuestro sponsor

Dia Internacional de la mujer: El 95% de los casos de violencia son contra mujeres


“Trabajar en el campo de la educación, en particular la educación de las mujeres, es la forma principal para cambiar la mentalidad y la cultura del país. Se trata de formar personas con un nuevo enfoque, basado en la igualdad y los derechos, que puedan influir a los líderes de opinión nacional e internacional” así lo afirmó en una entrevista con la Agencia Fides, con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra hoy, la hermana Marie Cecile Osborne, una religiosa pakistaní que vive en Lahore.

     La religiosa es superiora provincial de las Hermanas de Jesús y María, y se dedica a la labor de educación de las mujeres jóvenes en Pakistán desde hace 50 años.

     La Congregación de Jesús y María es el instituto religioso femenino más antiguo presente en el país, donde trabaja desde 1876 (mucho antes de la partición de la India).

     Sor Cecilia dice a Fides que en primer lugar, se debe hacer hincapié en las condiciones de discriminación y subordinación en las que viven todas las mujeres en Pakistán.

    Según algunas ONG, como la “Asian Human Rights Commission”, en Pakistán la violencia contra la mujer es muy alta, representa el 95% de los casos denunciados de violencia (y muchos siguen sin ser denunciados): violaciones, asesinatos por honor, auténtica esclavitud, se unen a la imposibilidad de acceso a la educación y a la consideración de la mujer como “propiedad” del hombre.

    La Hermana Osborne explica: “Las mujeres cristianas son discriminadas aún más: en la educación, en el trabajo, en la administración pública. Muchas son víctimas de conversiones y matrimonios forzados”.

     Para contrarrestar esta situación, “la prioridad es trabajar en la educación. La nuestra se centra en el valor y los derechos de la persona y llega a estudiantes que son el 95% musulmanes. A través de las escuelas, de la relación con los padres, estudiantes, profesores (entre los cuales hay musulmanes), tratamos de cambiar esta mentalidad.

     La educación de las mujeres es importante porque las mujeres son la columna vertebral del hogar y la familia”. “Después de más de 100 años realizando este trabajo -dice la religiosa- comenzamos a ver los primeros frutos: muchos de nuestros ex alumnos son abogados de los derechos humanos y llevar a cabo campañas por los derechos de las mujeres.

     Crecieron, sobre todo las mujeres de las minorías religiosas, esto es un gran consuelo para nosotros”.

     A nivel político y social, las mujeres están cada vez más presentes en la nación, recuerda Sor Cecilia nombrando a Hina Rabbani Khar, Ministro de Relaciones Exteriores, y a Asma Jahangir, abogada de la Corte Suprema de Justicia. Esta presencia es un signo positivo.

     “Las mujeres en Pakistán - concluye - están convencidas de que la nación tiene que cambiar y que el extremismo deben ser combatido. Es un mensaje muy importante que da esperanza a la nación”. +


No hay comentarios:

Publicar un comentario