Visite nuestro sponsor

Continúa el derramamiento de sangre cristiana en Nigeria

Hombres armados mataron a tres cristianos en la noche del domingo en el centro de Nigeria, horas después de un atentado suicida contra una iglesia que causó la muerte de siete personas en la misma zona, indicó el lunes una fuente oficial.

El atentado suicida tuvo lugar en la ciudad de Jos, cuando los creyentes salían de misa.

Siete personas murieron en la explosión provocada por uno o varios kamikazes (el número varía según las fuentes), tras la cual cundió el pánico y hubo represalias. Tres personas más murieron, al tener lugar enfrentamientos entre jóvenes y disparar los militares en varias oportunidades.

Según socorristas y una fuente gubernamental, 24 personas resultaron heridas.

El atentado no fue reivindicado. Otro atentado suicida había tenido lugar en una iglesia de Jos el 26 de febrero, causando la muerte de tres personas y decenas de heridos.

El grupo islamista Boko Haram había reivindicado el atentado del 26 de febrero, antes de anunciar que realizaría otros en el futuro.


Posteriormente, el domingo de noche, en hechos que parecían no tener ningún vínculo con el atentado ocurrido horas antes, tres cristianos fueron ultimados en un pueblo situado al sur de Jos, cuando regresaban a sus hogares.

"Desconocidos armados, en lo que parecía ser una emboscada, detuvieron y mataron a balazos a tres personas, hiriendo a tres más -todos ellos cristianos- en el pueblo de Chugwi", dijo un vocero del gobierno del estado de Plateau, en el que se encuentra Jos, Pam Ayuba.

Boko Haram se alzó en varios Estados del norte en el otoño boreal de 2009, pero la represión brutal de las fuerzas de seguridad federales dejó unos 900 muertos.

El grupo quiere la instauración de un Estado islámico en el norte de Nigeria, económicamente desfavorecido y de mayoría musulmana, mientras que el sur del país, en donde se concentra la producción petrolera del primer productor de crudo de África, es de mayoría cristiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario