Visite nuestro sponsor

Sri Lanka; libres el sacerdote y el activista arrestados

Hoy (19-3-14) en la madrugada el padre Praveen Maheshan, sacerdote tamil, y Ruki Fernando, activista católico singalés, fueron liberados, según indicó la agencia AsiaNews. Ambos habían sido arrestados por “terrorismo” el 16 de marzo en Kilinochchi, en el norte de Sri Lanka. El juez Aluthkade de Colombo oredenó su liberación y quedaron libres de cargos. Ajith Rohana, vocero de la policía local, anunció que las investigaciones que condujeron al arresto seguirán su curso. Ruki Fernando, después de salir de cárcel, fue entrevistado por AsiaNews: «Creo, de verdad, que solamente las oraciones de muchos amigos y colegas aquí y en el mundo garantizaron mi salvación y la de Praveen. Doy gracias a Dios, que nos escuchó y nos concedió su total intermediación».

El activista católico narró también cómo fueron sus días en la cárcel: «Inmediatamente después de mi arresto en Kilinochchi me interrogaron con modos muy duros. Pero después me trataron con respeto y me ofrecieron comida, agua y la posibilidad de usar el baño, durante la detención y durante el viaje hacia Colombo. Pude reunirme con mis padres ante la presencia de un funcionario anti-terrorismo, pero también hablé a solas con representantes de la Comisión de Derechos Humanos. Tanto yo como Praveen recibimos la visita de un médico legal antes de ser transferidos a Colombo. Por todo esto, agradezco a los funcionarios del Tid, que nos trataron con humanidad y garantizaron nuestros derechos». 

Sin embargo, antes de que los dos detenidos pudieran hablar con sus abogados pasó bastante tiempo: «Cuando supe que me habían arrestado –cuenta–, pedí a la policía de Kilinochchi que me permitieran reunirme con mi abogado. Lo pedí muchas veces, incluso durante los interrogatorios y a funcionarios de diferentes rangos. Sé que vinieron muchos abogados al Tid de Kilinochchi y que la policía les impidió verme». 

Aunque fueron liberados sin cargos, Ruki Fernando admitió estar seriemente preocupado «por las seguridad de los demás activistas que trabajan conmigo y de todos los que han tenido algún contacto conmigo. Al mismo tiempo, estoy conmovido por el apoyo recibido. El trato recibido durante la detención y nuestra liberación demuestran que las personas tienen el poder de dar libertad y seguridad a los que son vulnerables o se encuentran en peligro. Espero poder ver un apoyo semejante para todos los que se encuentran en la cárcel desde hace mucho tiempo, para las familias que buscan la verdad sobre sus seres queridos desaparecidos».

No hay comentarios:

Publicar un comentario