Visite nuestro sponsor

El gobierno social-comunista de Andalucía mantiene su acoso y derribo contra la asignatura de religión

(EP/InfoCatólica) Ignorando el hecho de que existen estudios universitarios de teología y ciencias religiosas, Luciano Alonso ha opinado que la religión se enmarca en «las creencias profundas del ser humano, que no deben ser evaluadas», si bien con la reforma educativa será obligatoria y «servirá igual que las Matemáticas o la Lengua para un sistema de becas y currículos».

Sí mantendrá Educación para la Ciudadanía

Tras asegurar que se seguirá impartiendo Educación para la Ciudadanía, el consejero ha recordado que la configuración de las asignaturas específicas, como es el caso de Religión, corresponde a las comunidades autónomas, por lo cual se asignará a esta materia «el menor tiempo posible», ya que «no queremos privar a los alumnos de otros itinerarios», incidiendo en este sentido en la importancia de una formación «integral».

Totalitarismo antireligioso

La plataforma en defensa de la libertad educativa ChequeEscolar.org, Blanca Escobar, ha criticado que las medidas anunciadas por la Junta de Andalucía para «arrinconar» el estudio de la asignatura de Religión en el marco de la aplicación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (Lomce) son «contrarias a derecho y una muestra de la agresividad con la que el Gobierno andaluz se conduce frente a cualquier asunto relacionado con la materia».
En una nota, ChequeEscolar.org recuerda también al consejero de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Luciano Alonso, que «la asignatura de Religión es de oferta obligatoria y de elección voluntaria por parte de los estudiantes y padres, para dar cumplimiento al mandato constitucional que preserva la libre elección sobre la educación religiosa y moral de sus hijos y los acuerdos con la Iglesia católica».
Escobar añade que «reducirla arbitrariamente es injusto y contrario al derecho fundamental de recibir una educación acorde con las convicciones propias», por lo que las pretensiones del consejero Alonso «son más propias de un régimen totalitario que de un régimen de libertades».

USO recurrirá a los tribunales

Por su parte, la Federación de Enseñanza del sindicato USO en Andalucía ha avisado de que acudirá a los tribunales en el caso de que la pretendida reducción al mínimo exigible por ley de la impartición de la asignatura de Religión, anunciada por la Junta en el marco de las medidas para paliar los efectos de la reforma educativa, redunde en la destrucción de puestos de trabajo.
USO, junto a otra central sindical de referencia en la representación de profesores de Religión de la comunidad autónoma andaluza como es CSIF, ya daba cuenta de la «honda preocupación» y la «intranquilidad» que embarga a este segmento docente; la secretaria de Formación de USO-Sevilla, Antonia Quesada, advertía a Europa Press de que «si es necesario, y si lo dicho se convierte en papel escrito, no sólo nos quedaremos en palabras sino que pasaremos a medidas concretas: no nos quedaremos de brazos cruzados».

No hay comentarios:

Publicar un comentario