Visite nuestro sponsor

China: muere el arzobispo subterráneo de Fuzhou

Había sido condenado a cárcel de por vida por ser sacerdote católico
ROMA, martes 31 de agosto de 2010 (ZENIT.org).- El pasado 28 de agosto moría en Fuzhou (Fujian, China) monseñor Jonh Yang Shudao. El prelado, de 91 años, era arzobispo subterráneo de Fuzhou y había transcurrido gran parte de su vida en la cárcel.
Monseñor Yang, según informa la agencia italiana AsiaNews, había entrado en el seminario diocesano de Fuzhou a la edad de 14 años y había sido ordenado sacerdote en 1947.

Sus funerales se celebrarán este miércoles en Lianjiang, donde había nacido.
En 1955, monseñor Yang había sido condenado a cadena perpetua por las autoridades comunistas, por ser sacerdote católico.

A pesar de su liberación en 1981, había sido condenado después a otros cinco años de prisión.

Ordenado obispo clandestino el 8 de marzo de 1987, las autoridades volvieron a arrestarle en 1988, condenándolo a tres años de reclusión.

Nombrado arzobispo de Fuzhou en 1995, en 2001 fue condenado en dos ocasiones a 91 días de prisión.

Fuzhou es una de las diócesis más problemáticas de la Iglesia en China, desde hace años, por las divisiones entre católicos “oficiales” y fieles “subterráneos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario