Visite nuestro sponsor

El Estado Islámico secuestra a noventa cristianos en el noroeste de Siria

El Estado Islámico (ISIS) ha secuestrado al menos a 90 personas de la minoría cristiana asiria en aldeas del noreste de Siria, según ha asegurado este martes el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), una ONG con sede en Londres. El secuestro se ha producido en las aldeas de Tal Shamiram y Tal Hurmuz, cerca de la población de Tal Tamr, en la provincia de Hasaka, controlada por las milicias kurdas, siempre según el OSDH. Ninguna otra fuente independiente ha confirmado esta información por el momento.

El ataque se inició a las primeras horas del lunes con la irrupción en una villa cercana a Tell Tamer, en el área de Al-Hasakah, donde vive una minoría asiria-caldea-siriaca. Las mujeres y los niños fueron reunidos en una zona de la villa mientras los hombres fueron llevados a las montañas de Abd al-Aziz.
Por su parte, el Obispo Mar Aprem Athnie advirtió que el ISIS avanza rápidamente por la región, poniendo en riesgo la vida de los cristianos que viven en las 35 villas de la zona.
En la provincia de Hasaka habita la mayor parte de los asirios del país, un grupo étnico de mayoría cristiana, que también vive en Irak y Turquía. Antes del inicio del conflicto, en marzo de 2011, había unos 120.000 asirios en Hasaka, de los que la mayoría ha huido de la guerra a los países vecinos.
Los pueblos estaban siendo protegidos por las fuerzas kurdas, que se vieron sorprendidas por el asalto de los yihadistas. Los terroristas del Estado Islámico se han lanzado a una operación de limpieza étnica de las otras minorías religiosas de Siria e Irak como los cristianos asirios, los yazidis o los chiís chabak.
Las milicias kurdas denominadas Unidades Populares de Protección (YPG) han iniciado una ofensiva para para arrebatar al EI zonas ricas en petróleo y gas de Hasaka. Los choques se concentran en áreas que abarcan desde el extrarradio sur de la ciudad de Qameshli hasta la frontera con Irak, así como en las inmediaciones de Tal Tamr.
Infocatolica

No hay comentarios:

Publicar un comentario