Visite nuestro sponsor

Alerta total en el Vaticano por la masacre de cristianos

Cientos de cristianos sirios han sido secuestrados y usados como escudos humanos ante los ataques aéreos por los yihadistas del ISIS,  mientras cinco mil asirios huyeron en los últimos tres días desesperados de sus casas, para refugiarse en dos ciudades del noreste controladas por las fuerzas kurdas y gubernamentales. Ante este nuevo desastre, el Papa Francisco reiteró sus oraciones. “Reza por la población civil y la minoría cristiana en la región”, informó ayer la radio Vaticana.
El Papa se encuentra en Ariccia, a 30 kilómetros de Roma, participando con los altos prelados de la Curia Romana, el gobierno central de la Iglesia, del retiro espiritual de Cuaresma, que concluirá hoy al mediodía. El retiro comenzó el domingo pasado por la tarde.
El aislamiento del retiro espiritual ha igualmente motivado a Jorge Bergoglio a “vivir pensando continuamente en nosotros, pensar en la situación de los cristianos y de toda la gente que sufre”, dijo a la radio vaticana el nuncio apostólico (embajador del Papa) en Damasco, moseñor Mario Zenari.
El embajador de Francisco en Siria, donde desde hace cuatro años se combate una sangrienta guerra civil que ha aumentado la persecución de los cristianos por parte de los grupos ultraislámicos y en particular del ISIS, el Estado Islámico, dijo que “los cristianos se sienten abandonados por la comunidad internacional”.
La supervivencia de las comunidades cristianas en Medio Oriente, donde nació y vivió Jesucristo con sus padres, está en neto peligro de desaparición debido a la represión por parte de los yihadistas.
El último episodio de extrema gravedad fue causado por la ofensiva de los combatientes del ISIS que atacaron una docena de aldeas  de la comunidad de asirios cristianos, que son unos treinta mil fieles.
“Están desesperados, en la miseria total, han dejado todo atrás”, dijo desde Qamishil, una ciudad en la que se refugiaron 200 familias, el responsable de la organización de ayuda asiria, Jean Tolo.
Esta situación, explicó el nuncio en Damasco, acentúa la angustia del Papa Francisco debido a que los yihadistas del ISIS destruyen todo a su paso “y los milicianos capturan a los cristianos”.
Monseñor Zenari dijo desde Damasco a la radio vaticana que en Siria se vive “una de las catástrofes humanitarias más graves después de la Segunda Guerra Mundial y eso está a la vista de todos”. “Es necesario detener  y resolver la guerra civil, pero también frenar el avance del califato”.
El embajador pontificio explicó que más de 200 mil muertos y un millón de heridos, con siete millones de desplazados internos y cuatro millones de refugiados, es el saldo de la guerra civil iniciada en marzo de 2011. “Los dos frentes son uno peor que el otro, porque no hay que olvidar los hechos tan atroces y terribles que ocurren en la zona bajo el control del califato”, afirmó monseñor Zanari.
Preguntado sobre qué se puede hacer para detener a los yihadistas, el nuncio afirmó que “la comunidad internacional ya está buscando implementar algunas líneas y habrá que seguir este camino”.        “Se han tomado medidas como la de cortar los aprovisionamientos que llegaban a esta gente (los terroristas), las cuentas bancarias, el petróleo”, especificó.
El cardenal de Génova, Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal italiana, dijo ayer que el Estado Islámico es “una expresión ideológica fanática y fundamentalista, que ejercita sobre no pocas mentes una fascinación brutal” y que es necesaria “una reflexión por parte de Occidente”.
Por otra parte, el patriarca de la Iglesia copta ortodoxa, Tawadros II, reconoció como mártires a los 21 cristianos de esa confesión decapitados en Libia por los yihadistas que se reconocen en el ISIS y dijo que serán incluidos en el “Sinaxario”, el equivalente oriental del martirologio romano.  “El martirio de estos 21 fieles se conmemorará el 8 de Amshir del calendario copto”, que en nuestro calendario gregoriano corresponde al 15 de febrero”. Ese día el ISIS difundió un video con la decapitación de los 21 trabajadores coptos egipcios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario