Visite nuestro sponsor

LA REVOLUCIÓN EN TÚNEZ Y EGIPTO INFLUIRÁ EN EL DIÁLOGO ISLÁMICO-CRISTIANO


ARGEL, viernes, 4 de febrero de 2011 (ZENIT.-org).- Las reivindicaciones de libertad y dignidad que han provocado una auténtica revolución en Túnez y Egipto tendrán una clara influencia en el futuro del diálogo entre musulmanes y cristianos, consideran la Conferencia Episcopal de la Región del Norte de África (CERNA).
Los prelados, reunidos en la capital de Argelia, del 29 de enero al 2 de febrero, han analizado "la seriedad de los acontecimientos que tienen lugar actualmente en el mundo árabe, en particular Túnez, pero también Egipto y otros países para efectuar un primer discernimiento".
Según explica el comunicado final del encuentro, firmado por monseñor Vincent Landel, arzobispo de Rabat (Marruecos) y presidente de la CERNA, en los movimientos sociales, los obispos reconocen "una reivindicación de libertad y de dignidad, en particular por parte de las jóvenes generaciones de la región, que se traduce en una voluntad de que todos sean reconocidos como ciudadanos, y ciudadanos responsables".
Los prelados han analizado los hechos a la luz del mensaje de Benedicto XVI con motivo de la Jornada Mundial de la Paz (1 de enero de 2011), "Libertad religiosa, camino para la paz", y han subrayado que "la libertad religiosa es la garantía de un respeto completo y recíproco entre las personas".
"Se traduce ante todo en la libertad de conciencia, reconocida a toda personal, la libertad de buscar la verdad. Supone el respeto del otro, de su dignidad, fundamento de la legitimidad moral de toda norma social o jurídica", asegura el comunicado final.

"La libertad de conciencia y la ciudadanía estarán sin duda cada vez más en el corazón del diálogo entre los creyentes musulmanes y cristianos que viven en Magreb", añade el documento.
Los obispos explican que la Iglesia está "al servicio de habitantes esencialmente musulmanes de países en que viven estas Iglesias, de su desarrollo y de sus aspiraciones a una mayor dignidad".
"Subrayan la calidad de lazos de amistad que se entretejen con los ciudadanos de estos países, y testimonian con alegría ocasiones cada vez más numerosas de entablar estos lazos: sí, el diálogo islámico-cristiano es posible, el compromiso común al servicio de las personas más necesitadas, el trabajo con las asociaciones de las sociedades civiles del Magreb permiten aprender a conocerse, no sólo a tolerarse, sino también a respetarse y comprenderse en la búsqueda de la voluntad de Dios", añaden los prelados.
Monseñor Landel informa que los obispos de la CERNA han visitado, bajo la nieve, el monasterio de Notre-Dame de Tibhirine, donde vivían los siete monjes trapenses asesinados en marzo de 1996, y "han rezado en la capilla en la que los hermanos cantaron los salmos y buscaron la voluntad del Señor para quien 'no hay amor más grande que el de dar la vida por sus amigos'".
"La película 'De dioses y hombres' permite a muchos percibir el sentido de una presencia de Iglesia en el Magreb", concluye el obispo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario