Visite nuestro sponsor

INDONESIA - El trabajo de los predicadores fundamentalistas cristianos en la raíz de la violencia interreligiosa

Yakarta (Agencia Fides) – En la raíz de la violencia de Temanggung (tres iglesias atacadas) "está el descontento, la falta de armonía, el malestar, la violencia verbal propagada por los predicadores fundamentalistas cristianos": es lo que explica a la Agencia Fides el p. Benny Suseyto, Secretario Ejecutivo de la Comisión para el Diálogo Interreligioso de la Conferencia Episcopal de Indonesia. "Se trata de predicadores cristianos protestantes, a menudo improvisados, de credo evangelista y pentecostal, que no tienen respeto por las demás religiones. Su predicación y su lenguaje son típicos de las sectas: "El Islam es el mal", "arrepentíos, o iréis al infierno". Esto da lugar, entre la población, a la ira y el odio, que luego explotan en forma de violencia anti-cristiana”. Es lo que ha sucedido en Temanggung, donde Antonius Richmond Bawengan, un cristiano acusado y encarcelado por blasfemia, era un cristiano que no ha dudado en difundir material ofensivo contra el Islam. “Por otra parte - señala el p. Suseyto - hay grupos extremistas islámicos, de ideología wahabí, que constituyen la otra cara del problema. Ambos son grupos pequeños, pero cuando el fanatismo choca entre sí, toda la sociedad y todos los creyentes sufren las consecuencias”.


Estos grupos de derivación cristiana protestante están llevando a cabo una masiva gran campaña de proselitismo en Java Occidental y Central, y en toda Indonesia, provocando la reacción de los grupos radicales islámicos. La Iglesia católica se encuentra en medio, continuando el diálogo fructífero con las principales organizaciones musulmanas de Indonesia, como Nadhlatul Ulama (60 millones de miembros) y Muhammadiyah (40 millones), que han mostrado siempre el rostro pacífico del Islam.
Por desgracia, señala el p. Benny Suseyto, con estos grupos ni siquiera se puede entablar un diálogo constructivo, ya que "no poseen un control y se niegan a asistir a las sesiones oficiales de diálogo interreligioso", precisamente como la de los últimos días, en ocasión de la “Semana para la Armonia entre las religiones".


En cualquier caso, concluye el padre Suseyto, "el gobierno está ausente y no hace nada para detener a estos extremistas, ni para proteger los derechos humanos y tutelar el espíritu de la Pancasila, que está en la base de la coexistencia pacífica entre las religiones”. (PA) (Agencia Fides 9/2/2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario