Visite nuestro sponsor

Un obispo de casi 90 años se manifiesta para pedir el fin de la destrucción de cruces en China

(Asia News/InfoCatólica) Mons. Vincent Zhu Weifang, obispo de Wenzhou de casi 90 años, y 26 sacerdotes de su diócesis, se ha manifestado delante de la sede del gobierno de la ciudad para pedir que termine la campaña de demolición de las cruces en Zhejiang. Ya hace un año, el 30 de julio, el obispo había difundido una carta pastoral expresando su contrariedad al proyecto que ya ha afectado a más de 400 edificios y cruces.
A las 2 de la tarde del día de ayer, con sus cabellos blancos que brillaban en el sol, el anciano sacerdote y sus sacerdotes han expuesto un cartel con el lema: «Defendemos la dignidad de nuestra fe; contra la demolición de las cruces». Diversos sacerdotes tenían carteles donde estaba escrito. «Nos oponemos a las destrucción de las cruces del modo más absoluto».
Algunos empleados del gobierno se acercaron y les pidieron que se dispersaran. Luego llegó la policía y los sacerdotes, llevando sus carteles, marcharon de la sede del gobierno a la oficina de las peticiones, donde fueron recibidos por un equipo gubernamental. A lo largo del trayecto los peatones y las personas que manejaban sus autos, se detuvieron y les han dejado pasar, mirándolos con interés.
Esta es la cuarta vez que la comunidad oficial de Wenzhou expresa públicamente su malestar contra la demolición de las cruces. Mons. Zhu había enviado su carta pastoral del título «No temas, pero ten fe», pidiendo con urgencia al gobierno que detenga la campaña de las demoliciones. Sus sacerdotes lo han seguido y el día después han publicado una declaración firmada. Después, la diócesis también expresó su perplejidad y dio un juicio sobre las nuevas normas para la construcción de edificios religiosos en la provincia de Zhejiang,criticadas también por algunas comunidades protestantes.

Mantener las cruces es responsabilidad nuestra

La noticia de hoy sobre la manifestación del obispo y de los sacerdotes se difundió rápidamente, gracias a las redes sociales, sobre todo con «Weixin». Algunos católicos llegaron a la oficina del gobierno para apoyar a los manifestantes. Uno de ellos dijo: «Muchos fieles esperan unirse a esta manifestación. Mantener las cruces es responsabilidad nuestra».
Esa misma mañana, al celebrar la misa, un sacerdote participante en la manifestación pidió a los fieles que recten todos los días la corona de la Divina Misericordia para pedir la protección de la fe católica y de las cruces.
Algunos católicos han declarado que las cruces en la zona de Lishui, serán abatidas antes del 31 de agosto. Los fieles están preocupados y están rezando pidiendo la protección de las iglesias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario