Visite nuestro sponsor

Boko Haram decapita en Nigeria a 20 pescadores cristianos porque Jesús «intentó corromper el mundo»

Boko Haram continúa sembrando el terror en África. El lunes pasado, los milicianos del grupo terrorista mataron primero y decapitaron después a veinte pescadores originarios del Chad, que estaban echando las redes en el lago homónimo, cerca del pueblo de Baga, en la frontera entre Chad y Nigeria.

El único superviviente, Abubakar Gamandi, presidente de un sindicato de pescadores que en el atentado ha perdido un hermano de 16 años, ha contado cómo fueron los hechos: “Era un grupo de cuatro hombres, armados con ametralladoras y machetes. Explicaron que los pescadores estaban imitando a Issa (nombre de Jesús en las páginas del Corán), un profeta que con sus palabras ha atraído a muchas personas ingenuas, tratando de corromper al mundo”.

Después, los yihadistas abrieron fuego contra los pescadores. Abubakar cuenta que se salvó escondiéndose en una de las embarcaciones varada. El escenario al que asistió fue muy impactante: le cortaron las cabezas a las víctimas, “algunos fueron decapitados mientras aún estaban vivos”, afirma.

Otras cinco víctimas del terrorismo de Boko Haram se registraron en Maiduguri, capital del estado de Borno, tristemente conocida por el secuestro de las 200 jóvenes. El atentado tuvo lugar en una de las estaciones de autobús, en torno a las 6.30, cuando el lugar estaba lleno de gente que se dirigía a un mercado cercano.

Mientras tanto prosiguen las operaciones anti-Boko Haram del Gobierno, en acuerdo con Nigeria, Camerún, Chad, Níger, Togo y Benín, coordinadas por el generalIliya Abbah. En una operación realizada en las horas pasadas, “han muerto 117 terroristas, dos soldados del Chad murieron y otros dos resultaron heridos”. El portavoz del ejército, el coronel Azem Bermendoa Agouna, ha explicado que la ofensiva contra los yihadistas está aún en proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario