Visite nuestro sponsor

Pakistán: los hijos del matrimonio quemado vivo el año pasado viven «felices y seguros»

Hace un año, el 4 de noviembre de 2014, un episodio generó una ola de terror en todo Pakistán, impactando a todo el mundo: dos cónyuges cristianos Shama y Shahzad Masih fueron arrojados a un horno de ladrillos por una turba musulmana y quemados vivos por ser sospechosos de blasfemia. En Pakistán, el aniversario del trágico episodio se ha celebrado en varias comunidades de Paunjab. Su memoria está viva en especial en el cuidado de sus hijos, como lo hace actualmente la «Cecil Chaudhry & Iris Foundation» Ong que promueve proyectos para los grupos más marginados de Pakistán.

El Presidente de la Fundación, el católico Michelle Chaudhry, ha declarado a Fides:
«Mantenemos a Shama y Shahzad en lo profundo de nuestro corazón; dos vidas inocentes perdidas debido a la intolerancia extrema en nuestra sociedad. Los fanáticos no sólo quemaron dos vidas preciosas en ese horno; sino que quemaron la humanidad, quemaron los principios del Islam, y quemaron el Pakistán de Jinnah y ninguna compensación monetaria puede compensar tal acto extremo de violencia».
La Fundación se ha comprometido a construir una sociedad justa y equitativa:
«Por eso recordamos la sentencia de 19 de junio de 2014 de la Corte Suprema, que ha pedido expresamente al gobierno que promueva la tolerancia religiosa y social y que proteja a las minorías religiosas».
La Fundación pide justicia para Shama y Shehzad, expresando la esperanza de que los autores del asesinato sean entregado a la justicia y que «se garantice la seguridad y la protección de todos los paquistaníes, independientemente de su fe, sexo, idioma, origen étnico, como está consagrado en la Constitución».
La Cecil & Iris Chaudhry Foundation ha asumido la responsabilidad de velar por la educación de los tres hijos de la pareja asesinada:
«Hemos querido traer un cambio positivo en las vidas de estos niños, teniendo una gran fe en el poder de la educación. Hoy nos da gran placer ver a estos niños felices, seguros y involucrados activamente en las actividades de la escuela».

Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario