Visite nuestro sponsor

E.I. tortura y crucifica junto a su padre a un niño de doce años por no convertirse al Islam


En la ciudad siria de Alepo, los terroristas del autodenominado Estado Islámico (Daesh) torturaron cortando los dedos a un niño cristiano de 12 años antes de crucificarlo junto a su padre. Así lo ha desvelado ahora Christian Aid Mission, una ONG de misioneros protestantes que señaló que el crimen tuvo lugar a finales del pasado agosto, aunque se ha conocido en fecha reciente. Los islamistas decapitaron a otros ocho cristianos.

Los familiares de los asesinados contaron que que los militantes del Daesh capturaron el 7 de agosto a los pastores cristianos en un pueblo cuyo nombre no se reveló por razones de seguridad.
El 28 de agosto, los radicales yihadistas les instaron a convertirse al Islam para salvar la vida, y quisieron ejemplificar lo que ocurriría a los que se negaran, asesinado con saña al niño, hijo de un ministro cristiano que habría fundado nueve iglesias en Siria, según Christian Aid Mission.
Mientras que el Daesh, otros grupos rebeldes y las fuerzas gubernamentales sirias convertían Alepo en una zona de guerra, los yihadistas tomaron varios pueblos de los alrededores. Los pastores cristianos optaron por quedarse en esas localidades, para seguir atendiendo a los fieles.
Además del padre e hijo crucificados, ocho personas más - entre ellas dos mujeres de 29 y 33 años a las que violaron- fueron decapitadas por los terroristas, por no haber renegado de su fe.
Algunos familiares de los cristianos asesinados se encuentran todavía en Siria, ya que no pueden salir porque carecen de fondos y/o documentos legales, que precisan en los controles fronterizos. En muchos casos, sus seres queridos tenían trabajos que eran sus únicas fuentes de ingresos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario