Visite nuestro sponsor

Siria: Los videos que siembran el terror entre los cristianos

Dos vídeos en pocos días: uno de tres franciscanos, y otro de dos hombres decapitados, uno de ellos presentado como un obispo. El primero todavía no ha sido analizado; el segundo, analizado y considerado falso por expertos, que denuncian una campaña “de engaño” para “aterrorizar a los cristianos”.
 
La difusión del primer vídeo, que muestra la escena de tres hombres ejecutados por miembros de Front al-Nosra, fue anunciada por diversos medios de comunicación que se referían a un vídeo que contenía imágenes de la decapitación del padre franciscano François Mourad y dos compañeros que fallecieron el 23 de junio inmediatamente después del ataque contra el convento de Gassanieh, en el norte de Siria, donde residían en ese momento.
 
Su ejecución, según este vídeo, habría tenido lugar unos días después: el tribunal terrorista improvisa un tribunal en plena naturaleza, los monjes son juzgados, la sentencia les condena a muerte y son ejecutados (informa en francés Radio Francia Internacional RFI).
 
Sin embargo, el custodio de Tierra Santa, Pierbattista Pizzaballa, lo desmiente: “Yo veo el vídeo que mostraría su ejecución pero no reconozco a nadie. No veo monjes en esta película, tienen los ojos vendados”, declaró a la agencia informativa católica italiana SIR.
 
“Si hubiera habido algo en este sentido, lo habríamos sabido”, afirma. “En Ghassanieh, donde fue asesinado el padre Mourad, no hay más hermanos porque todo ha sido destruido y el convento ha sido ocupado. Sólo quedan todavía tres hermanos en las localidades vecinas, pero no hemos tenido información de este tipo”.
 
Preguntado por la agencia Fides, el Padre Noël Muscat, OFM, refirmó también por su parte que “los hermanos están en constante contacto con sus hermanos sirios, y que tras una verificación adecuada en el lugar, los demás hermanos franciscanos que residen en territorio sirio van bien”.
 
En un comunicado, la Custodia de Tierra Santa afirma que sigue de cerca la situación, e invita a todos a orar y pedir para que todos los responsables unan sus esfuerzos para favorecer el final del conflicto sirio. 
 
Otras fuentes de Fides destacan que “cada día circulan en internet vídeos que muestras presuntas ejecuciones de cristianos por parte de grupos islamistas en Siria pero es imposible verificar su veracidad, visto el caos que reina en el lugar”.
 
De hecho, se colgó otro vídeo en Youtube, el 25 de junio, en una cuenta próxima a Hezbollah (la cuenta Baalbek), que muestra la ejecución de dos hombres, uno de ellos presentado como un obispo, cuando se sigue todavía sin noticias de dos obispos ortodoxos de Alepo, monseñor Paul Yazigi y monseñor Jean Ibrahim, secuestrados el pasado 22 de abril, tras los últimos inquietantes rumores según los cuales habrían sido asesinados el mismo día de su secuestro.


Según la web francófona italiana mediArabe, el documento “analizado por especialistas de la imagen parece ser falso, destinado a alimentar la desinformación, para aterrorizar a los cristianos sirios y a Occidente, a amplificar la amenaza de los islamistas y a justificar la guerra de exterminio dirigida por el régimen y por Hezbollah”.
 
Sin entrar en consideraciones políticas, estos vídeos, sean manipulados o no, exhiben desde hace dos días en la red horribles ejecuciones como trofeos o amenazas, que añaden horror al horror de un conflicto que ha causado más de cien mil fallecidos, según un nuevo balance del observatorio sirio de derechos humanos. Entre las víctimas, hay más de 3.300 mujeres y 5.140 niños, y una lista cada vez más larga de cristianos, que no representan más que un 5% de la población siria.
 
 “A este ritmo, ya no habrá cristianos en estas zonas”, destacaba hace unos días el padre Halim Noujaim, ministro regional de los franciscanos de Siria (SIR). Y añadió: “Querría que todo el mundo sepa que al apoyar a los revolucionarios, Occidente sostiene a los extremistas religiosos y ayuda a matar a los cristianos”.
 
Según la Custodia de Tierra Santa, todo es muerte y violencia en Siria y no hay nada que pueda darle lo que necesita: las condiciones para que la paz  vuelva lo antes posible.


Recientemente fue toda la aldea de al-Duvair, de mayoría cristiana en la ciudad de Reef, en la periferia de Homs, la que fue masacrada: entre las víctimas, muchas mujeres y niños.
 
Según el último informe de la ONG Puertas abiertasSiria es la undécima en la lista de países en los que los cristianos son los más perseguidos, una clasificación que corre el riesgo de cambiar si nadie les ayuda a salir de este abismo de violencia, secuestros y asesinatos en serie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario